Autor Tema: Uno mas del genio  (Leído 29275 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado tempus fugit

  • Constante
  • ********
  • :
  • - Has dado: 758
  • - Has recibido: 2401
  • Mensajes: 4.644
  • ec
  • "Verba volant, scripta manent"
Uno mas del genio
« en: 13-06-2010, 14:26:56 »
Como siempre, este hombre cosigue emocionarme

EL CABO HEREDIA/Arturo Pérez Reverte
XLSemanal,

Cuando viajo a Sevilla sigo alojándome en mi hotel habitual, pese a que, tras la última remodelación, perdió su empaque de toda la vida –siempre fue hotel clásico, de toreros– para verse decorado con un gusto pésimo, butacas rojo pasión y demás, que lo asemeja más a un picadero gay o a un puticlub marbellí. Pero los establecimientos son, en buena parte, lo que el personal que trabaja en ellos. Y mi hotel sigue atendido, afortunadamente, por los empleados más eficaces y profesionales del mundo, desde los recepcionistas al último camarero. Con esa digna escuela, y sus maneras bien llevadas, de la gran hostelería tradicional europea. Algunos, como María José la telefonista y sus compañeras, se han jubilado ya. Pero permanecen los conserjes –Cándido, Escudero y Paco–, los bármanes impecables y los botones. Por eso sigo yendo allí, tan a gusto como a mi propia casa. Estoy en buenas manos.

Otro aliciente local, Sevilla aparte, es que a veces, cuando tomo un taxi de los que aparcan enfrente, me toca de conductor José María Heredia. Está cerca de la jubilación: tiene 65 años y es de esos personajes que te reconcilian con la gente. Mi amigo Heredia cuenta las cosas muy bien, con ese garbo y esa parsimonia guasona, andaluza de buena ley, que tanto es de agradecer en su punto justo. Lo que más me gusta que me cuente es su mili. Sirvió de cabo en el destructor Lepanto, con el que hizo tres viajes a América, y es un placer oírle contar historias de mar y de puertos: San Diego, Nápoles, Cartagena, Cádiz, Marín. Se refiere a ese tiempo como la mejor época de su vida: el Molinete y las Ramblas, las peripecias, los compañeros: «De todas las regiones, don Arturo: gallegos, catalanes, vascos, andaluces... Con lo bueno y lo malo de la mili, que de todo había, pero conociéndonos entre nosotros. Amigos que hacías para toda la vida, ¿no?... Recuerdos en común y cosas así».

Al antiguo cabo Heredia se le iluminan los ojos, a través del retrovisor del taxi, cuando me cuenta cosas de aquella Marina a la que amó tanto. Y del Lepanto, al que siempre se refiere con la lealtad entrañable que todo navegante muestra al referirse al barco donde navega, o navegó. «Era uno de los Cinco Latinos, don Arturo. Marinero a más no poder. Tenía que verlo usted machetear la mar a toda máquina»... Le recuerdo que muchas veces, de niño, vi su destructor en el muelle de Cartagena, y que seguramente me crucé con él, vestido de uniforme, por la calle Mayor. «Era un barco estupendo», confirmo. Y lo veo sonreír de orgullo. Tanto es el afecto que el cabo Heredia siente por aquel barco, que se ha hecho construir un modelo a escala, de radiocontrol; y los días que libra va al lago a echarlo al agua y maniobrar con él. «Para recordar los viejos tiempos. Incluso a un contramaestre que me andaba buscando siempre las vueltas, pero nunca me pilló. Yo era muy cumplidor. Muy serio.»

Y no sólo eso. Su pasión por la Armada española y las marinas en general lo hace ponerse elegante y visitar Cádiz cada vez que amarran allí barcos de la OTAN. A las horas de visita, impecable de chaqueta y corbata, sube solemne por la pasarela. Y como tiene el pelo rubio rojizo, es apuesto y de buena pinta, los centinelas se impresionan mucho: «Tendría que ver a los holandeses, don Arturo. La guardia medio tirada en cubierta, con esos pelos largos que llevan. Y en cuanto aparezco en el portalón y le doy un cabezazo a la bandera, se levantan a toda leche y se me cuadran, los tíos... ¡Creen que soy un almirante de paisano!».

Otro episodio que me gusta mucho que cuente, mi favorito, es el de la base naval norteamericana de San Diego, cuando le rompió una jarra de cerveza en la cara y luego infló a hostias a un suboficial, negrazo enorme de origen cubano, que había llamado «españoles comemieldas» a los marinos del Lepanto. Devuelto a bordo por la policía militar gringa, el comandante lo llamó a su despacho y le echó un chorreo de muerte, que lo dejó temblando como una hoja. Al terminar, en el mismo tono, le dijo que tenía un permiso de quince días. «¿Por qué, mi comandante?, pregunté. Y él, muy serio, contestó: Por sacudirle al negro.»

El cabo Heredia es feliz contando todo eso. Y yo sonrío mientras lo hace, pues me gusta servirle de pretexto. Compartir ese orgullo de viejo marinero que idealiza, con el paso del tiempo, aquella Armada y aquel barco donde sirvió de joven. Consciente de ello, él enhebra recuerdo tras recuerdo. Y cuando detiene el taxi, y yo sigo en mi asiento sin ganas de irme, concluye: «El Lepanto era una cosa seria, don Arturo. Un barco de guerra honorable. Pero ya no hay honor». Hace una pausa, suspira melancólico y añade: «Ni vergüenza».
__________________
Todos queremos que el mundo cambie, pero no cambiamos antes el nuestro.
Y ¿cómo esperamos que cambie si nosotros no hacemos nada por ello?
Jose Saramago

Desconectado Francisco I

  • Permanente
  • *********
  • :
  • - Has dado: 3623
  • - Has recibido: 5607
  • Mensajes: 5.853
  • es
  • Sexo: Masculino
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #1 en: 13-06-2010, 20:28:39 »
A mí lo que más me gusta del "murcianico" D. Arturo, es que llama a las cosas por su nombre y sin rodeos, con elegancia y con rigor; algo poco común en éstos tiempos de advenedizos de pacotilla que nos ha tocado vivir.
Mientras más grande es el desafío, más grande será la victoria.

Desconectado Francisco I

  • Permanente
  • *********
  • :
  • - Has dado: 3623
  • - Has recibido: 5607
  • Mensajes: 5.853
  • es
  • Sexo: Masculino
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #2 en: 09-09-2010, 09:24:42 »
Mientras más grande es el desafío, más grande será la victoria.

Desconectado osso

  • Asiduo
  • *****
  • :
  • - Has dado: 396
  • - Has recibido: 367
  • Mensajes: 360
  • es
  • Sexo: Masculino
  • Donde pongo el ojo...
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #3 en: 09-09-2010, 17:27:38 »
http://www.libertaddigital.com/sociedad/perez-reverte-explica-su-dimision-acabare-ciscandome-publicamente-en-la-P#$@-madre-de-alguien-1276401307/

Es que el que vale vale.

¿Cuánto valdría una persona así como consultor o como portavoz?. ;)
“La vida es muy peligrosa, no por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.”

Albert Einstein

"Si estás ausente durante mi lucha, no esperes estar presente durante mi éxito."

Will Smith

Desconectado susir600

  • Habitual
  • ******
  • :
  • - Has dado: 81
  • - Has recibido: 108
  • Mensajes: 801
  • es
  • Sexo: Femenino
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #4 en: 11-09-2010, 21:16:25 »
A mí lo que más me gusta del "murcianico" D. Arturo, es que llama a las cosas por su nombre y sin rodeos, con elegancia y con rigor; algo poco común en éstos tiempos de advenedizos de pacotilla que nos ha tocado vivir.

igualmente, es un crack  :D

Desconectado Francisco I

  • Permanente
  • *********
  • :
  • - Has dado: 3623
  • - Has recibido: 5607
  • Mensajes: 5.853
  • es
  • Sexo: Masculino
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #5 en: 13-09-2010, 23:32:17 »
La fiel infantería
ARTURO PÉREZ-REVERTE | El Semanal - 31/1/1992
Aún no se había inventado la fotografía; pero aquel tipo, Velázquez, recogió el momento.
Estábamos allí, engalanados como para el Corpus, y a lo lejos Breda estaba en llamas. La verdad es que nos habíamos ganado a pulso el asunto, después de ocho meses dale que te pego, tragando miseria en los parapetos; cavando trincheras, zapa va y zapa viene, con los holandeses haciendo salidas y acuchillándonos en cuanto cerrábamos un ojo. Pero allá ondeaba, en el campanario, el lienzo blanco, grande como una sábana. Al final les habíamos roto el espinazo.
Nos alinearon en el centro, capitanes delante, guardia de piqueros y mosquetes a la derecha, más o menos en orden, aupándonos sobre la punta de los pies para verle la jeta a los holandeses. El capitán Urbieta nos puso en las filas delanteras a los que teníamos la ropa menos harapienta, empeñado como estaba en que impresionásemos al enemigo con nuestra marcial apariencia. La revista de la mañana había sido un calvario: diez azotes por cada falta de aseo y descuido en la vestimenta. Como dijo Antonio Muñoz, mi paisano, para qué puñetas queremos impresionarlos más, capitán, después de que los hemos fastidiado así de bien, que hasta se rinden, los herejes. Si eso no es impresionar a esos hideputas, que baje Cristo y lo vea. Y Urbieta, la mano en el pomo de la espada, mordiéndose el bigote para mantenerse serio, recetando cinco latigazos y medio rancho para el pobre Antonio, por bocazas y por meter al hijo de Dios en estos lances.
El caso es que allí estábamos, en aquel cerro que se llamaba Vangaast o Vandaart o algo por el estilo, con una treintena de picas y otros tantos mosquetes como guardia de honor, con las banderas de los tercios y toda la parafernalia. El resto de las compañías en línea ladera abajo, la cruz de San Andrés desplegada sobre los morriones de nuestros piqueros, lanzas y más lanzas, y mosquetes, que era un gusto mirarlos hasta el llano donde estaba la artillería apuntando al valle y la ciudad. Y al fondo, difuminada y azul entre el humo de los incendios, con manchas de sol que iban y venían entre las motas grises de las fortificaciones y los edificios, Breda a nuestros pies.
Sitúense ante el cuadro y miren a los holandeses, a la izquierda del lienzo. Observen sus caras. Habían subido la cuesta despacio, tomándose su tiempo, como si los que iban a rendirse fuéramos nosotros. Y Justino de Nassau endomingado como para una boda, bajándose del caballo con cara de asistir a su propio funeral, mirando alrededor como un sonámbulo, intentando digerir la humillación mientras procuraba mantener el porte digno.
Al pobre diablo le temblaba la mano que sostenía la llave de la ciudad. Algunos de sus oficiales eran muy jóvenes, demasiado para emplearlos en negocio como la guerra, crecidos en campos fértiles, con llanuras y ríos y graneros bien abastecidos, comiendo caliente desde renacuajos. Burgueses cebados y con mucho que perder. Había uno de sus cachorros, rubio e imberbe, jovencito, con casaca blanca y manos de damisela que, aunque destocado por el protocolo, miraba con desprecio nuestras botas con remiendos, las barbas mal rapadas, nuestras caras de lobos flacos, peligrosos y arrogantes. Y hasta tal punto galleaba el mozo que mi capitán Urbieta, que tenía el genio vivo, empezó a retorcerse el mostacho y a acariciar el pomo de la espada, sugiriendo una sesión privada de esgrima. Un compañero del holandés captó el gesto y, poniendo la mano en el hombro del joven oficial, lo reconvino en voz baja hasta que éste bajó los ojos humillado y furioso, a punto de romper en lágrimas.
Demasiado tierno, como casi todos ellos. Así les había ido la feria.
A la derecha estamos nosotros; mi lanza es la tercera por la izquierda. En torno sonaban redobles, cascos de cabalgaduras, capitanes dando órdenes como latigazos. Y allí, descabalgando, nuestro general, con media armadura negra rematada en oro, cuello de encaje y banda carmesí, el apunte de una sonrisa en los labios, Ambrosio Spínola, el viejo zorro. Con aire de circunstancias, pero disfrutando por dentro el espectáculo. Al fin y al cabo, aquélla era su fiesta.
Lo que son las cosas de la vida. Cuando la gente se para ante el cuadro, en el museo, son Spínola y el holandés, el jovencito imberbe y la plana mayor de nuestro general, quienes acaparan todas las miradas. Nosotros só1o somos el decorado, el te1ón de fondo de una escena en la que hasta el caballo de don Ambrosio, sus cuartos traseros, parece tener más importancia. Y sin embargo, allí en Breda como antes en Sagunto, Las Navas, Otumba o Pavía, o después en los Arapiles, Baler, Annual o Belchite, quienes en realidad hacíamos el trabajo duro éramos nosotros. Los nombres dan igual, porque durante siglos fuimos siempre los mismos: Antonio de Úbeda, Luis de Oñate, Álvaro de Valencia, Miguel de Jaca, Juan de Cartagena... Con la España que teníamos a la espalda, no había otra solución que huir hacia adelante. Por eso éramos, qué remedio, la mejor infantería del mundo. Secos y duros como la ingrata tierra que nos parió, hechos al hambre, al sufrimiento y la miseria.
Crecidos sabiendo lo que cuesta un mendrugo de pan. Viendo al padre, y al abuelo, y a los hermanos mayores, dejarse las uñas en los terrones secos, regados con más sudor que agua.
A la madre silenciosa y hosca, atizando el miserable fogón. Salidos de ocho siglos de acogotar moros o de acuchi1larnos entre nosotros, crueles e inocentes a un tiempo, traídos y llevados a través del tiempo y de los libros de Historia so pretexto de tantas palabras huecas, de tantos mercachifles disfrazados de patriotas, de tantas banderas a cuánto la vara de paño de Tarrasa, de tantas fanfarrias compuestas por filarmónicos héroes de retaguardia. Fíjense en nosotros: siempre al fondo y muy atrás, perdidos, anónimos como siempre, como en todos los cuadros y todos los monumentos y todas las fotos de todas las guerras. Soldados sin rostro y sin nombre, carne de cañón, de bayoneta, de trinchera. La pobre, sudorosa y fiel infantería. Después, en los primeros planos y sobre los pedestales de las estatuas siempre aparecen otros: los Spínola que nunca se manchan el jubón, y que aún tienen humor y elegancia para decirle al holandés no, don Justino, faltaría más, no se incline. Estamos entre caballeros. El resto queda para nosotros: cruzar un río helado entre la niebla, en camisa para confundirnos con la nieve, la espada entre los dientes minados por el escorbuto. Levantarse y correr ladera arriba con la metralla zumbando por todas partes, porque al capitán, aunque es una mala bestia, nos da vergüenza dejarlo ir solo. Quedarte sin municiones en la Puerta del Carmen de Zaragoza y empalmar la navaja tarareando una jotica para tragarte el miedo, mientras los gabachos se acercan para el último asalto.
Hacerse a la mar porque más vale honra sin barcos, dicen, en buques de madera ante los acorazados de acero yanquis. Morir de fiebre en la manigua, degollado en Monte Arruit por la ineptitud de espadones con charreteras. O cruzar el Ebro con diecisiete años mientras la artillería te da candela, el fusil en alto y el agua por la cintura, con los compañeros yéndose río abajo mientras en la orilla los generales y los políticos posan para los fotógrafos de la prensa extranjera.
Échenle un vistazo tranquilo al lienzo, sin prisas, e intenten reconocernos. Somos la humilde parcheada piel sobre la que redobla toda esa ilustre vitola de los generales y los reyes que posan de perfil para las monedas, los cuadros y la Historia. Y cuántas veces, en los últimos doscientos o trescientos años, no habremos visto ante nosotros, mirando con fijeza hacia el modesto rincón que ocupamos en el lienzo, un rostro de campesino, de esos arrugados y curtidos por el sol como cuero viejo. Un rostro parado ante el cuadro con aire tímido y paleto, dándole vueltas a la boina o el sombrero entre las manos nudosas, encallecidas, de uñas rotas. Los ojos de un hombre indiferente a la escena central del cuadro, buscando aquí atrás, en la modesta parte derecha de la composición, al fondo, bajo las lanzas, entre nosotros, una silueta confusa, familiar. Tal vez la de aquel hijo al que una vez acompañó un trecho por el sendero que conducía al pueblo, llevándole el hato de ropa o la maleta de cartón, liándole el primer cigarro. El hijo al que, ya parado en el último recodo, vio alejarse con su pelo al rape, las alpargatas y el traje de domingo, llamado a servir al rey.
Hacia una guerra lejana e incomprensible de la que no habría de volver jamás.
Fíjense en el cuadro de una maldita vez. Nosotros le dimos nombre y apenas se nos ve. Nos tapan, y no es casualidad, los generales, el caballo y la bandera.
Mientras más grande es el desafío, más grande será la victoria.

Desconectado tempus fugit

  • Constante
  • ********
  • :
  • - Has dado: 758
  • - Has recibido: 2401
  • Mensajes: 4.644
  • ec
  • "Verba volant, scripta manent"
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #6 en: 14-09-2010, 02:14:25 »
En la mente de todos aun esta esa foto de cinco guardias civiles, con la bandera a media hasta en Afganistan, rodeado de compañeros de otros paises.................

http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/556/una-historia-de-guerra/

Insuperable.......
Todos queremos que el mundo cambie, pero no cambiamos antes el nuestro.
Y ¿cómo esperamos que cambie si nosotros no hacemos nada por ello?
Jose Saramago

Desconectado susir600

  • Habitual
  • ******
  • :
  • - Has dado: 81
  • - Has recibido: 108
  • Mensajes: 801
  • es
  • Sexo: Femenino
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #7 en: 17-09-2010, 18:56:54 »
En la mente de todos aun esta esa foto de cinco guardias civiles, con la bandera a media hasta en Afganistan, rodeado de compañeros de otros paises.................

http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/556/una-historia-de-guerra/

Insuperable.......


muy bueno!!

Desconectado coeXL

  • Habitual
  • ******
  • :
  • - Has dado: 802
  • - Has recibido: 477
  • Mensajes: 649
  • es
  • Sexo: Masculino
  • Se parco en palabras,que los hechos hablen por ti
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #8 en: 19-09-2010, 12:17:06 »
La fiel infantería.....la piel de gallina.....la mía......o que coño, de GALLO!!!!
Sólo los moteros (y los de mtb) saben porque los perros sacan la cabeza por la ventanilla

Desconectado MACHAKA

  • Permanente
  • *********
  • :
  • - Has dado: 0
  • - Has recibido: 0
  • Mensajes: 7.237
  • 00
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #9 en: 20-09-2010, 18:14:33 »
La última sobre monjas y Banderas(de España). A veces este tío me hace llorar.

http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=5567&id_firma=11551

Desconectado coeXL

  • Habitual
  • ******
  • :
  • - Has dado: 802
  • - Has recibido: 477
  • Mensajes: 649
  • es
  • Sexo: Masculino
  • Se parco en palabras,que los hechos hablen por ti
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #10 en: 20-09-2010, 18:31:36 »
La última sobre monjas y Banderas(de España). A veces este tío me hace llorar.

http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=5567&id_firma=11551

Muy bueno

Por cierto, alguna página donde se pueda ver una recopilación extensa del genio???
Sólo los moteros (y los de mtb) saben porque los perros sacan la cabeza por la ventanilla

Desconectado MACHAKA

  • Permanente
  • *********
  • :
  • - Has dado: 0
  • - Has recibido: 0
  • Mensajes: 7.237
  • 00
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #11 en: 20-09-2010, 18:34:31 »
La última sobre monjas y Banderas(de España). A veces este tío me hace llorar.

http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=5567&id_firma=11551

Muy bueno

Por cierto, alguna página donde se pueda ver una recopilación extensa del genio???

Dentro de la misma página hay un buscador que te permite ver todos sus artículos desde 2001.

Desconectado tempus fugit

  • Constante
  • ********
  • :
  • - Has dado: 758
  • - Has recibido: 2401
  • Mensajes: 4.644
  • ec
  • "Verba volant, scripta manent"
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #12 en: 20-09-2010, 20:09:57 »
http://www.perezreverte.com/

buscar en la seccion

PRENSA  -  PATENTES DE CORSO
Todos queremos que el mundo cambie, pero no cambiamos antes el nuestro.
Y ¿cómo esperamos que cambie si nosotros no hacemos nada por ello?
Jose Saramago

Desconectado coeXL

  • Habitual
  • ******
  • :
  • - Has dado: 802
  • - Has recibido: 477
  • Mensajes: 649
  • es
  • Sexo: Masculino
  • Se parco en palabras,que los hechos hablen por ti
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #13 en: 20-09-2010, 21:10:04 »
La última sobre monjas y Banderas(de España). A veces este tío me hace llorar.

http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=5567&id_firma=11551

Muy bueno

Por cierto, alguna página donde se pueda ver una recopilación extensa del genio???

Dentro de la misma página hay un buscador que te permite ver todos sus artículos desde 2001.

http://www.perezreverte.com/

buscar en la seccion

PRENSA  -  PATENTES DE CORSO


Gracias a los dos

Lo que hace la "vagancia" de no usar el buscador............
Sólo los moteros (y los de mtb) saben porque los perros sacan la cabeza por la ventanilla

Desconectado Francisco I

  • Permanente
  • *********
  • :
  • - Has dado: 3623
  • - Has recibido: 5607
  • Mensajes: 5.853
  • es
  • Sexo: Masculino
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #14 en: 27-10-2010, 14:34:15 »
Arturo Pérez-Reverte. El Semanal 25 Octubre del 2010

Los moros de la profesora.
 Te lo voy a explicar en corto, chaval. Sin irnos por las ramas. Esa maestra, profesora, docente o como quieras llamarla, es imbécil. Tonta del culo, vaya. En el mejor de los casos “suponiendo que no prevarique a sabiendas, prisionera del qué dirán”, une a su ignorancia el triste afán de lo políticamente correcto. La cuestión no es que te haya reprendido en clase de Historia por utilizar la palabra moros al hablar de la Reconquista, y exija que la sustituyas por andalusíes, magrebíes, norteafricanos o musulmanes.
Lo grave es que a una profesora así le encomienden la educación histórica de chicos de ambos sexos de catorce o quince años. Que la visión de España y lo español que muchachos de tu generación tengan el resto de su vida dependa de cantamañanas como ésa. Tienes dos opciones.
La primera, que desaconsejo, es tu suicidio escolar. Mañana, en clase, dile que no tiene ni P#$@ idea de moros, ni de Historia, ni de lengua española, ni de la madre que la parió. Te quedarás a gusto, desde luego; y las churris te pondrán ojitos por chulo y por malote. Pero en lo que se refiere a esa asignatura y al curso, puedes ir dándote por jodido. Así que lo aconsejable es no complicarte la vida. Ésa es la opción que recomiendo.

Tu maestra, por muy estúpida que sea, tiene la sartén por el mango. Así que traga, colega, mientras no haya otro remedio; que ya tendrás ocasión, en el futuro “todos pasan tarde o temprano por delante de la escopeta" de ajustar cuentas, real o figuradamente. Así que agacha las orejas y llama a los moros como a ella le salga del chichi. Paciencia y barajar. Por lo demás, duerme tranquilo. Por muy maestra que sea, eres tú quien tiene razón. No ella. En primer lugar, porque el habla la determinan quienes la usan. Y no hay nadie en España, en conversación normal, excepto que sea político o sea gilipollas “a menudo se trata de un político que además es gilipollas”, que no llame moros a los moros. Ellos nos llaman a los cristianos arumes o rumís, y nada malo hay en ello.
 Lo despectivo no está en las palabras, sino en la intención con que éstas se utilizan. La buena o mala leche del usuario. Lo que va, por ejemplo, de decir español a decir español de M!€%-@. La palabra moro, que tiene diversas acepciones en el diccionario de la Real Academia, pero ninguna es peyorativa, se usa generalmente para nombrar al individuo natural del norte de África que profesa la religión de Mahoma; y es fundamental para identificar a los musulmanes que habitaron en España desde el siglo VIII hasta el XV. Desterrarla de nuestra lengua sería mutilar a ésta de una antiquísima tradición con múltiples significados: desde las fiestas de moros y cristianos de Levante hasta el apellido Matamoros, y mil ejemplos más. Así que ya lo sabes. Fuera de clase, usa moro sin cortarte un pelo. Como español, estás en tu derecho. Aparte del habla usual, te respaldan millones de presencias de esa palabra en textos escritos.

Originalmente se refiere a los naturales de la antigua región norteafricana de Mauretania, que invadieron la península ibérica en tiempos de los visigodos. Viene del latín maurus, nada menos, y se usa con diversos sentidos. Caballo moro, por ejemplo, se aplica a uno de pelaje negro. En la acepción no bautizado se extiende incluso a cosas “vino moro” o personas de otros lugares “los moros de Filipinas”. Hasta Gonzalo de Berceo aplicaba la palabra a los romanos de la Antigüedad para oponerlos a judíos y a cristianos. De manera que basta echar cuentas: la primera aparición en un texto escrito data de hace exactamente mil ochenta y dos años, y después se usa en abundancia. “Castellos de fronteras de mauros”, dice el testamento de Ramiro I, en 1061. Por no hablar de su continuo uso en el Poema de Mío Cid, escrito a mediados del siglo XII: “Los moros yazen muertos, de bivos pocos veo; los moros e las moras vender non los podremos”. Y de ahí en adelante, ni te cuento. “Las moras no se dejan ver de ningún moro ni turco”, escribió Cervantes en el Quijote. La palabra moro está tan vinculada a nuestra historia, nuestra sociedad, nuestra geografía, nuestra literatura, que raro es el texto, relación, documento jurídico antiguo u obra literaria clásica española donde no figura. También la usaron Góngora, Quevedo, Calderón, Lope de Vega y Moratín, entre otros autores innumerables. Y tan vinculada está a lo que fuimos y somos, y a lo que seremos, que sin ella sería imposible explicar este lugar, antiquísima plaza pública cruce de pueblos, naciones y lenguas, al que llamamos España. Imagínate, en consecuencia, la imbécil osadía de tu profesora. El atrevimiento inaudito de pretender cargarse de un plumazo, por el artículo catorce y porque a ella le suena mal, toda esa compleja tradición y toda esa memoria.
Mientras más grande es el desafío, más grande será la victoria.

Desconectado Johny-go

  • Eventual
  • ***
  • :
  • - Has dado: 10
  • - Has recibido: 38
  • Mensajes: 86
  • Sexo: Masculino
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #15 en: 27-10-2010, 23:32:03 »
La última sobre monjas y Banderas(de España). A veces este tío me hace llorar.

http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=5567&id_firma=11551

Muy bueno

Por cierto, alguna página donde se pueda ver una recopilación extensa del genio???



Hola compañero, en cuanto a recopilaciones sobre sus articulos del Semanal XL, hay publicados creo que tres libros con todos sus articulos. Si mal no recuerdo uno se titula " Patente de Corso", otro " Con animo de ofender", y" Cuando eramos Honrrados mercenarios", todos creo que de la editorial Alfaguara.
Para mi es un "tio" insuperable, incomparable y ha hecho en mi que volviese a abrir el libro de historia del instituto, asignatura que suspendi a final de curso ::). Y tambien me ha emocionado mucho con algunos de sus articulos.
Y por cierto, ¿sabe alguien de ese articulo en el que critica a los suboficiales?. Tengo compañeros que no lo pueden ni ver por ese articulo, y yo, defendiendolo argumentando que hay que conocer su estilo, y a veces leer entre lineas. Y que tiene muchos mas articulos en los que elogia a la milicia española de todos los tiempos, que en los que la critica.
No se si os pasara a vosotros, pero a mi los que mas me conmueven son los que escribe sobre hechos concretos o sobre una persona en particular, y por supuesto, poniendo a parir lo politicamente correcto, la ley de igualdad en cuanto al idioma, etc etc.....Ademas todos mis respetos a quien se da por entero a todo lo que hace, documentandose a fondo en sus libros, jugandose la vida como reportero, defendiendo la hispanidad a capa y espada, hablando abiertamente y sin tapujos de lo que piensa y siente. En fin, que no me pierdo ninguno de sus articulos........¿se nota?
"Que buen vasallo para tan mal señor"

Desconectado Francisco I

  • Permanente
  • *********
  • :
  • - Has dado: 3623
  • - Has recibido: 5607
  • Mensajes: 5.853
  • es
  • Sexo: Masculino
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #16 en: 27-10-2010, 23:55:31 »
En ésto de la crítica a los suboficiales, creo recordar que lo hace bastante de pasada en una novela que situa en el "País Brusco" y en la que el protagonista principal en un soldado que hace allí su Servicio Militar.
Aún no era tan famoso, creo que era una de sus primeras novelas; al menos fué la primera que yo le leí y no me pareció demasiado agresiva con los suboficiales; a pesar de que era un soldado quién narraba sus vivencias de la mili.

La buscaré por mi trastero y os cuento; si es que no ha "fallecido" en alguna de mis mudanzas.

 Con el que sí guardamos una recíproca "tirria" es con el mariquita Antonio Gala, ese que se las da de filósofo/pensador/dramaturgo y que tanto quieren en su pueblo natal Brazatortas.
Mientras más grande es el desafío, más grande será la victoria.

Desconectado MACHAKA

  • Permanente
  • *********
  • :
  • - Has dado: 0
  • - Has recibido: 0
  • Mensajes: 7.237
  • 00
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #17 en: 28-10-2010, 15:40:44 »
En ésto de la crítica a los suboficiales, creo recordar que lo hace bastante de pasada en una novela que situa en el "País Brusco" y en la que el protagonista principal en un soldado que hace allí su Servicio Militar.
Aún no era tan famoso, creo que era una de sus primeras novelas; al menos fué la primera que yo le leí y no me pareció demasiado agresiva con los suboficiales; a pesar de que era un soldado quién narraba sus vivencias de la mili.

La buscaré por mi trastero y os cuento; si es que no ha "fallecido" en alguna de mis mudanzas.

 Con el que sí guardamos una recíproca "tirria" es con el mariquita Antonio Gala, ese que se las da de filósofo/pensador/dramaturgo y que tanto quieren en su pueblo natal Brazatortas.

He bajado de la montaña Francisco. No se trata de un libro sino de un articulo públicado en 1997.Aquí lo dejo.

http://arturoperez-reverte.blogspot.com/search/label/1997-19%20Miles%20gloriosus

Desconectado Francisco I

  • Permanente
  • *********
  • :
  • - Has dado: 3623
  • - Has recibido: 5607
  • Mensajes: 5.853
  • es
  • Sexo: Masculino
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #18 en: 28-10-2010, 21:19:31 »
Bien bajado seas amigo Machaka:
Ya se te estaba echando de menos por aquí; de hecho tienes una buena carpeta en "pendientes".

Gracias por tu enlace; juro que no lo habia visto; es de mi época sabática.
Una vez leido, entiendo que los compañeros se hayan mosqueado, pués lo que cuenta, a éstas alturas, si es que existe algún caso, no dejará de ser la excepción.

La novela de la que yo hablo está situada en el final de los 70, y desde luego no llega a ese nivel de descalificación.

Un abrazo, amigo mío.
Mientras más grande es el desafío, más grande será la victoria.

Desconectado Johny-go

  • Eventual
  • ***
  • :
  • - Has dado: 10
  • - Has recibido: 38
  • Mensajes: 86
  • Sexo: Masculino
Re: Uno mas del genio
« Respuesta #19 en: 29-10-2010, 00:26:47 »
Efectivamente, ese es el articulo al que me refieren algunos compañeros para justificar su antipatia ante Perez-Reverte.
Y claro, cada uno lo entiende a su manera, y el que se siente ofendido por esas palabras es porque quiere. A mi, no lo hacen, desdeluego que no, porque desgraciadamente he vivido en persona casos muy parecidos a los que relata, y lo que uno siente, es verguenza ajena por la imagen que se da. Afortunademante, como dice nuestro compañero D. Francisco, ya no se dan tan a menudo ese tipo de casos, y si lo hay, se corta de raiz, incluso por los propios compañeros. Ademas, no solo estan en el saco de los ciriticados, suboficiales......que tambien nombra alguno de alto rango.
"Que buen vasallo para tan mal señor"