Autor Tema: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA  (Leído 7313 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado almogrote

  • Eventual
  • ***
  • :
  • - Has dado: 1
  • - Has recibido: 73
  • Mensajes: 71
¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« en: 23-09-2010, 20:43:15 »
DEL DIARIO
http://www.diarioya.es

LO QUE SORPRENDE ES ESA ESPECIE DE INDIFERENCIA, SOMETIMIENTO ANTE LO INEVITABLE
¿Qué les pasa a los militares?

Julio Shön Geary. ¿Qué les pasa a los militares? Es ésta una pregunta que muchos se hacen ante la actitud que toman los diferentes gobiernos con estos profesionales de la milicia, con personalidad y características muy peculiares dentro de la sociedad española.  

Lo que sorprende es esa especie de indiferencia, sometimiento ante lo inevitable, cansancio o postura de avestruz, cuando los desprecios a lo sentimientos, las ofensas y hasta las condenas morales de miles de militares, retirados o en activo, caen como imparable lluvia ácida. Una serie ininterrumpida de leyes, actitudes y hechos atacan tan directamente a la dignidad de tantos, que parece imposible que “tantos” guarden silencio y agachen la cabeza sin la menor muestra visible de rechazo o desagrado.

Es indudable la sospechosa indiferencia de los medios de comunicación ante los temas militares. Ni siquiera esas emisoras que se consideran enfrentadas a lo “políticamente correcto” muestran el menor interés por aquello que tuviera que ver con el Ejército, los militares, sus opiniones, sus sentimientos…, nada, silencio, despectivo silencio.

Nos cuentan que hace un par de años se reunieron más de doscientas firmas de militares, familiares y otros civiles que quisieron unirse a unas reflexiones muy meditadas, bien expresadas, sin alardes, con la verdad y el corazón por delante… Ningún medio quiso acoger esas reflexiones que solamente se extendieron por “Internet”, que es espacio que el sistema político no puede cerrar, aunque busca cómo hacerlo. Incluso se publicaron en algún país hispanoamericano, en España no, aquí el silencio y el desprecio.

En las cadenas de televisión, en las de radio, en la prensa escrita…, sólo interesa la noticia con militares cuando hay cadáveres por medio, errores del gobierno para que oposición disfrute,  noticias sobre bodas de homosexuales de uniforme, o sobre la admisión de travestís. Si por alguna razón una declaración de general, lógicamente en la reserva, o algún otro de menor gradación, escribe o dice algo que muestre su disgusto o su rechazo por algún hecho de esos que humillan a los de uniforme, saltan como lobos rabiosos para acallarlos porque, según tan inteligentes periodistas, el militar ha de estar callado que para “eso les pagamos su sueldo”. Si aquellos que cobran sueldos, que pagamos todos, tuvieran que estar callados, se extendería un beneficioso silencio sobre la superficie de este cansado país. Y si leemos, que ya son ganas de perder el tiempo, los programas publicitarios de las elecciones, ningún partido político muestra el menor interés por el tema de las Fuerzas Armadas, ni un apartado, ni una línea, nada… Aunque luego, en determinado momento o circunstancia, se chalanee para obtener pactos, poniendo sobre la mesa la descolorida carta de la baraja militar. En cierta ocasión, para conseguir el PSOE el voto de CiU para algo que interesaba mucho al partido gobernante, admitió una sorprendente ley que habían pergeñado los catalanistas sobre la igualdad de género y las relaciones sexuales en centros militares.

Las propias Ordenanzas, incluidas las desconcertantes recientemente reformadas, hablan del respeto a las tradiciones, a la Historia, a los que precedieron, a los símbolos…, y sin embargo, cuando el más zafio rencor entra a saco en todos esos conceptos, la reacción es casi inexistente. Algunas cartas en “Internet” que van de amigo a amigo, quizá un comentario en la prensa, para quien el tema militar carece de interés, salvo que haya muertos por medio o pintorescas noticias sobre travestidos readmitidos, “bodas” de la fauna “gay”…, casi nada, el campo está libre para los rencorosos, los “odiadores compulsivos”, como nos dice un militar amigo nuestro.

La culminación de tanta insensatez, bien adobada en capas de perversidad, llega con la “Ley de Memoria Histórica”, algo que se veía venir pues no es Rodríguez Zapatero el único artífice de este contenedor de basura político, es algo que se empezó a gestar en tiempos de la UCD de Suárez, pese a que el general Gutiérrez Mellado, responsable por otro lado de las humillaciones que ha sufrido la paciente familia militar, hizo algunos inútiles esfuerzos para que se respetara la memoria del generalísimo Franco. “El futuro de la democracia, dijo, pasa por el respeto a Franco”.

Sí, la “Ley de Memoria Histórica”, auténtico monumento a la vileza, ha echado sobre los militares capas de cieno, porque a todos afectan sus increíbles artículos y su rabioso odio. Cuando preguntamos a los militares sobre esta ley, muestran su rechazo pasivo pero, resulta sorprendente, no hemos encontrado a uno solo que se la haya leído entera. La inmensa mayoría, ni un solo artículo. La respuesta más común es ésta: “no la quiero leer porque no la soportaría” o “dan ganas de vomitar”, pero al no oponerse, la soportan. Un amigo me dice: “si pudiéramos encerrar a un centenar de militares, en activo o retirados, y les obligáramos a escuchar la lectura íntegra de esta miserable ley, creo que dejarían a un lado esa actitud de rendición incondicional y mostrarían pública y mancomunadamente su rechazo”.  

La larga redacción de esta Ley firmada por el S.M. el Rey, posiblemente sin leerla, es como un apretar de tuerca que va cerrándose sobre el cuello de toda una institución en la que el valor es fundamental, institución que, en situación de “Activo”, calla, mientras que gran parte de los “Retirados”, convertidos en indignados silenciosos, consideran que ellos ya hicieron lo que tenían que hacer, que sean otros los que se “mojen”. Parece muy duro decir esto, pero lo hemos comprobado en conversaciones con militares en esta situación, ya que una frase muy corriente es ésta: “yo ya he hecho lo que tenía que hacer, a partir de ahora que lo hagan otros, no quiero saber nada, lo único que me interesa es que sigan pagándome mi pensión”. Muy duro.

Ha habido actuaciones tan ofensivas y despectivas hacia los sentimientos y tradiciones militares, como la destrucción de casi todos los monumentos a los Caídos de las ciudades y pueblos de España. No conocemos un solo caso en el que alguna institución militar haya tratado de defender el monumento condenado. Desaparecieron hasta de los acuartelamientos. De los museos regimentales desaparecieron objetos, recuerdos o retratos “molestos” de forma subrepticia y silenciosa, también escudos y lápidas fueron retiradas, incluso antes de que apareciera la inicua ley, pero ha habido dos hechos que marcan hasta qué punto la gran familia militar está anestesiada, sin médula espinal: la retirada de la estatua del generalísimo Franco de la Academia General Militar de Zaragoza, y la amenaza de destrucción o traslado de la vidriera que es el techo de un comedor de la Academia de Infantería de Toledo.

La retirada de la estatua fue ordenada por uno de los ministros más siniestros de los que han pasado por Defensa, aquel individuo de talante antipático que ponía medallas en mangas de camisa a “fallecidos en misión de paz”, Se hizo en época vacacional, sin cadetes y sin General Director, aunque ya había sido nombrado uno que, según nos informan, en aquellos momentos era sólo coronel. Una empresa contratada desmontó la estatua ecuestre, con la ayuda solicitada al personal militar. Y no pasó nada. En la abundante producción de revistas militares oficiales o subvencionadas, ni una palabra, ni una muestra de fastidio, ni un recuerdo a tantos y tantos años de desfiles y conmemoraciones frente a esa estatua que ya formaba parte del “paisaje” frontal de la Academia. No sabemos lo que pensarían aquellos cadetes que al regresar de las vacaciones veraniegas, se reincorporaran al siguiente curso, los últimos que desfilaron ante la estatua. O el nuevo general Director, el primero que se encontraba con una porción de tapia vacía. Viejas promociones pasaron después por la Academia en conmemoraciones que, al entrar en la Academia, mirarían para otro lado y así ignorar la tremenda bofetada dada por gentes incapaces de sentir la Historia, hueros de sentimientos nobles. “El menor gesto, y le cuesta el cargo al General Director”, nos dicen.

Se retiró la estatua y los revanchistas iniciaron la siguiente operación: la vidriera, que es también techo de un comedor de la Academia de Infantería toledana.

Esta operación va englobada en la de eliminar el odiado Escudo con el águila de San Juan, al que llaman de forma aburrida y torpe, “escudo franquista”. La ignorancia sobre este escudo es general en todos los ambientes, especialmente en el político y el periodístico. Nadie sabe que, hasta el mismo Adolfo Suárez, el que abrió la puerta a la revisión de la Historia, había legislado sobre este escudo, haciendo unas leves modificaciones, especialmente sobre la postura de las alas. Se habla de escudo pre o anti constitucional, cuando en la Constitución no se habla de ningún escudo… Pero da igual, fue una ley promulgada en 1938 y por lo tanto, derogable.

Y las tribus iconoclastas recorren España arrasando escudos para que los eternamente vencidos en una guerra que acabó hace setenta años, se queden satisfechos. En el Castillo de Montjuic de Barcelona se ha cubierto un gran escudo de piedra que estaba depositado bajo unos soportales con un gran cajón blanco. Había que evitar que alguien pudiera verlo. El Capitán General de Barcelona estará pensando cómo solucionar el problema del hermoso Escudo que hay en la fachada de Capitanía. En muchas ciudades de España ya ha desaparecido, incluso siendo obras de una calidad artística notable. De ahí, que le llegue la hora a la vidriera toledana que es, según declaración de especialistas, una obra única e irrepetible.

Parece que esta programada destrucción ha conmovido a más militares que otros desmanes anteriores. Por “Internet” bullen los correos, los mensajes, las cartas y las quejas ante lo que se avecina. La opinión generalizada sobre la actitud de sometimiento vergonzoso de los Jefes de Estado Mayor de Defensa  es de que nada van a hacer para evitarlo y los comentarios sobre esta actitud que consideran cobarde, son desoladores. Pero los resentidos políticos encargados de estas campañas de destrucción sonríen antes estos chispazos de rabia, porque saben que no llegará la sangre al río, llevan muchos años haciendo lo mismo, apretando cada vez más el dogal, y la gran familia militar se somete, traga, se humilla, se encoge de hombros, mira para otro lado.

Pero es que estas leyes, estos desprecios y estas ofensas admitidas en silencio están consiguiendo un fin que es, sin duda, el previsto: romper el espinazo de la moral del militar al aniquilar su propia Historia, se les vacía de contenido al honrar a sus enemigos de épocas recientes, terroristas, brigadistas, bandoleros, maquis….; y se echa basura ingente sobre sus propios compañeros, víctimas de aquellos. Hemos conocido a militares que, desmoralizados y cansados, han solicitado la baja incluso cuando sus carreras parecían bien enfocadas. Uno de ellos, recién regresado de una larga misión en una de esas falsamente denominadas misiones de paz, al regresar a España, no pudo resistir el verse introducido en una mecánica profesional desalmada, monótona, politizada…, y se ha marchado a la vida civil porque su preparación profesional, como la de la mayor parte de sus compañeros, es excelente.

Las leyes que meten en el Ejército a un elevado porcentaje de extranjeros que buscan un medio casi heroico de permanencia en España; el aumento espectacular de la mujer-soldado “profesional” como combatiente; las inicuas leyes sobre travestidos, cambios de sexo, “gays”, relaciones sexuales en centros militares; las reglamentaciones de las Residencias Militares para admitir parejas de hecho, no importa el sexo; la reducción de unidades, o la creación de otra, de ambigua dependencia, juguete personal del Presidente que provoca un indudable malestar en el Ejército por ser una especie de sinapismo que se surte de otras unidades, ya de por sí deficitarias de material y personal.  

Con todo, da la impresión de que se ha tocado fondo y que lo que se vaya a hacer con la vidriera, tomado ya como símbolo de la dignidad pisoteada,  va a permitir que se de la salida a un monumental pateo de la gran familia militar hacia los altos mandos de “Defensa” a quienes, el haber sido calificados como cobardes por sus subordinados y compañeros, les seguirá durante toda su vida.

Somos conscientes de que lo que aquí se ha escrito, va doler a mucho militar, pero hemos querido decir la verdad. Nos gustaría saber en qué hemos exagerado. A nosotros nos pasa hoy con las Fuerzas Armadas como a José Antonio con España, que la amamos porque no nos gusta.

Desconectado Socio numero 11

  • Continuo
  • *******
  • :
  • - Has dado: 273
  • - Has recibido: 785
  • Mensajes: 1.183
  • es
  • Sexo: Masculino
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #1 en: 23-09-2010, 20:56:29 »
Pues de doler lo aqui expuesto nada de nada, es la verdad de una situación a la que muchos quieren dar la espalda, ya sea por cobardía, hastío o por puro y simple cansancio, pero una Verdad incuestionable.
Pensar como un griego, luchar como un troyano y morir como un romano

Desconectado Pericus

  • Habitual
  • ******
  • :
  • - Has dado: 50
  • - Has recibido: 33
  • Mensajes: 592
  • es
  • Sexo: Masculino
  • Los esfuerzos cuando se suman, se multiplican.
    • Suboficiales AGBS
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #2 en: 24-09-2010, 11:40:35 »
Y lo peor de todo, es que tienen razón. ¿Qué nos está pasando?

Esta es la respuesta al artículo puesto en este hilo por Almagrote, publicada también en "eldíarioya".

               - . - . - . - . - . - . - . - . - . - . -

Lo que sí podemos decir es que este Ejército, sea el que sea, es irreconocible.
Respuesta al artículo ¡qué les pasa a los militares!
Blas de Lezo.
Está teniendo mucha repercusión el escrito firmado por Julio Shöen Geary, incluso fuera de España. En él medita el autor sobre la actitud extraña y sumisa de un Ejército heredero (no había habido rotura alguna) de aquel que se denominó Ejército Nacional. Ha pasado algún tiempo, un par de años, y no podemos decir que todo sigue igual porque todo ha empeorado. Lo que sí podemos decir es que este Ejército, sea el que sea, es irreconocible.
 
El sistema político, que se autodenomina “de libertades”, controla perfectamente la prensa, de forma que las quejas, los duros comentarios, la auténtica desazón, por no decir el simple y castellano cabreo, en eso que se llama la gran familia militar, quedan matizados o ensordecidos por discursos, revistas, ceremonias, desfiles o desfilitos. Pero ahí está Internet, sin barreras ni controles (por ahora) donde el profundo y hasta desesperado malestar de esa familia militar es una olla que empieza a estar a una presión, todavía controlada, pero que el tiempo dirá cuánto durará ese “control”. Presión desde abajo, porque los mandos que van accediendo a puestos de responsabilidad, elegidos a dedo por aquellos que saben a quien han de nombrar, nada harán que pueda hacer peligrar su puesto o cargo.
 
Hay un nada despreciable número de generales y almirantes en la reserva que escriben sobre temas muy importantes y cultos, hasta filosóficos, sobre la disciplina, el honor, el compañerismo, la lealtad…., todo en niveles de cátedra, pero con los pies elevados del suelo un par de palmos, levitando. No pisan la tierra que tiembla. Estos generales en la reserva, a los que hemos admirado como profesionales ejemplares, mantienen hoy un prudente silencio, cuando no una actitud dolida pero disciplinada, ante las humillaciones, los desprecios y las más brutales ofensas a un Ejército al que ellos han pertenecido y, nos imaginamos, pertenecen todavía. Y soportan estoicamente las ofensas a una Bandera cuyo escudo ha presidido las Salas de Banderas de sus Regimientos o sus navíos o ha cubierto los féretros de sus compañeros asesinados. Y cuando un general se atreve un día a decir algo que es el pensamiento común de todos sus compañeros, y que no sólo es lógico y aplastantemente razonable, sino “constitucional”, al ser sancionado por el rencor institucionalizado, ningún compañero en los niveles del generalato es capaz de salir a la palestra y decir: “tiene razón y yo suscribo lo que él ha dicho” . Nadie. Pero no nos engañemos, si es otro militar de grado inferior el sancionado, que también quiso mostrar su crítica opinión de forma dura pero razonable, encontrará a su alrededor un desolador vacío al que le someten sus compañeros en activo. ¿Qué es lo que está pasando?
 
Se echa sobre los estrechos hombros del presidente Rodríguez Zapatero la responsabilidad de esta campaña que ha desembocado en la miserable Ley de “Memoria Histórica”, pero es algo que viene de lejos, de muy lejos, prácticamente desde el día en que Franco fue enterrado en el Valle de los Caídos. Desde entonces, este Ejército ha ido retrocediendo, actitud que no ha dejado de hacer desde hace treinta y cinco años.
 
Muchos años de retirada y derrota. Ante la falacia de una legalidad vigente basada en el rencor, el odio y la venganza, se han admitido las mayores humillaciones, cuando no auténticas vilezas. Primaba la idea de que permitiendo ciertas cosas, aquellos se contentarían y algo se podría salvar. Una práctica guerrera que conduce gloriosamente al desastre.
 
Pero también se ha tratado, desde los propios mandos del Ejército de justificar ciertas actitudes de los que detentan el poder. Basta un ejemplo. Recordamos a un general, compañero de promoción, que delante de las cadetes de la Academia General de Zaragoza, formados ante nosotros los veteranos, después de su arenga en la que citaba el “Decálogo del cadete”, le hicimos ver nuestra extrañeza al no hacer mención a que este Decálogo fue redactado por Franco, siendo General Director de esa Academia. Nos respondió que Franco ya era para los cadetes un personaje tan lejano como Cisneros. Borrar a Franco de nuestra propia Historia era asumido por parte de nuestros mandos como algo normal.
 
Si los generales, hoy en la cúpula y en otros destinos y cargos importantes, leyeran u oyeran todo lo que se comenta de ellos por Internet o en tertulias y peñas, empezarían a meditar sobre el peligroso suelo que pisamos, porque un Ejército sin moral, sin objetivos definidos y claros y, sobre todo, dividido, es una máquina inservible.
 
Todos sabemos que el Ejército ha de estar sometido al poder, llamemos constitucional, otros prefieren llamarle poder civil, pero este “Poder” no es el de la secta política, es decir, que en el caso del Ejército, las disposiciones que le afecten de forma radical no puede ser el resultado de una actitud de secta política, que hoy dicta esto y mañana otra secta lo modifica, hasta que la anterior, si recupera el poder, vuelve a las andadas en un miserable ping-pong entre partidos, utilizando a una institución de las dimensiones y categoría del Ejército, como simple carta de baraja en un juego de tahures y rufianes.
 
Hemos llegado a un punto de difícil retorno. Una partida de ganapanes de la política quieren humillar, poner de rodillas a toda una institución. Ahí está el caso sangrante (sólo un ejemplo más) de que dos ministras, de rara catadura moral, sean las que, siguiendo las órdenes de su señor natural el presidente Rodríguez Zapatero, deciden eliminar una estatua del comandante Franco de un acuartelamiento de la Legión en Melilla. La ministra de la llamada, cualquiera sabe por qué, Cultura, y cuyo nombre hemos tenido que buscar en Internet, ha dictaminado que esa estatua, ni por su valor artístico ni por el histórico, debe permanecer en ese Acuartelamiento. ¿Quién se ha alzado desde sus cargos en la cúpula militar contra esa estúpida infamia? Nadie. Y aquellas publicaciones militares, oficiales y para-oficiales siguen publicando anagramas, diagramas, estudios estratégicos para el futuro del Cono Sur, o sobre la uniformidad deseable, pero silencian estos hechos. Mientras que en otras publicaciones que se interesan por lo militar, en cuanto se tocan estos temas, los foros que provocan arden por los cuatro costados. Porque muchos militares activos o retirados, pese a la aplastante y continua labor de la rencorosa política de unos y de la cobardía de otros, conservan eso que llaman dignidad.
 
El cierre del Museo Militar de Montjuich, ante la sumisión, cuando no cobardía, de las instituciones militares; el canibalismo rencoroso que ha primado en el nuevo Museo Militar en el Alcázar de Toledo; la retirada de placas en calles, cuarteles o centros militares de aquellos que las RROO denominan héroes y que forman parte de una Historia y tradiciones que al parecer hay que conservar; la aceptación, otra vez sumisa, del abyecto travestismo en el Ejército; el convertir a las Residencia Militares en baratos “meubles”…; toda esa basura va convirtiendo a una institución cargada de gloria en un fantoche de caseta del pim-pam-pum.
 
Todavía no hemos llegado ahí, pero no pasará mucho tiempo para que, entre rencorosos y cobardes, consigan que los símbolos tradicionales del Ejército desaparezcan, y que sus referentes heroicos sean Durruti (ya se expone algo suyo en un museo militar valenciano), el Lister, el Campesino o que André Martí sea considerado un genio militar al organizar las Brigadas Internacionales, cipayos de la URSS cuyo nombre pronto ostentará, con toda seguridad, algún acuartelamiento del “nuevo” Ejército.
 
Y así ¿hasta cuándo? ¿Es que queda algo por demoler? Cuando al fin alguien se alce para impedir la desaparición de un Ejército cargado de Historia, se encentrará que no hay nada que salvar, porque ya no existe.
 
En las desventuras comunes se reconcilian los ánimos y se estrechan las amistades.
Miguel de Cervantes




Desconectado osso

  • Asiduo
  • *****
  • :
  • - Has dado: 396
  • - Has recibido: 367
  • Mensajes: 360
  • es
  • Sexo: Masculino
  • Donde pongo el ojo...
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #3 en: 24-09-2010, 15:45:14 »
Que, ¿qué les pasa a los militares?:

Pregunteselo a ellos y no a los altos cargos (políticos) que "miran mucho por sus subordinados" y se acuerdan de ellos solo cuando vuelven en cajas para imponerse al final ellos las medallas... >:( . No sigo que me cabreo.

Un saludo compañeros
“La vida es muy peligrosa, no por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.”

Albert Einstein

"Si estás ausente durante mi lucha, no esperes estar presente durante mi éxito."

Will Smith

Desconectado Pks

  • Asiduo
  • *****
  • :
  • - Has dado: 71
  • - Has recibido: 204
  • Mensajes: 227
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #4 en: 24-09-2010, 16:25:14 »
Nos pasa que somos unos parásitos sociales y que nos faltan 2, que efectivamente somos máquinas y algunos no saben cambiar el chip

Toc, Toc! hay alguien!

Que estamos en siglo XXI, que España lleva en democracia +de 30 años y las FAS están dos siglos mas atrás con respecto a otros paises de nuestro entorno ¿Pero no hay que mirar a Europa?

Cuando digo las FAS, no me refiero al organismo, me refiero a quienes la componen (nosotros).


Desconectado Jbiotu

  • Esporádico
  • ****
  • :
  • - Has dado: 0
  • - Has recibido: 1
  • Mensajes: 129
  • es
  • Sexo: Masculino
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #5 en: 24-09-2010, 16:38:20 »
Deberíamos conseguir la dirección e-mail de estos periodistas que se interesan por temas militares para invitarlos a visitar nuestro barco.

Desconectado susir600

  • Habitual
  • ******
  • :
  • - Has dado: 81
  • - Has recibido: 108
  • Mensajes: 801
  • es
  • Sexo: Femenino
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #6 en: 25-09-2010, 23:07:05 »
Eso quisiera saber yo... ¿qué narices pasa?
¿tenemos sangre en las venas u orxata?

Desconectado RUADH

  • Nuevo
  • *
  • :
  • - Has dado: 0
  • - Has recibido: 0
  • Mensajes: 15
  • by
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #7 en: 26-09-2010, 16:31:31 »
Vaya con la dichosa Ley de Memoria Histórica, pues sí va a colear. Como bien se dice "por ahí", casi nadie la ha leído, pero eso no impide calificarla de miserable; pues bien, en mi modesta opinión, MISERABLE es escudarse en los demás para tapar vergüenzas propias, MISERABLE es no aceptar para los demás lo pretendido para nosotros mismos, es decir, en mi opinión el autor debería decir claramente:-"Es miserable pretender dar sepultura a unos rojazos que están enterrados en cunetas de toda España; pero no lo es que la Sta. Iglesia haga Beatos o lo que se le tercie con los Caídos por Dios y por España. ¡Viva la reconciliación! MISERABLE es la forma en que se niega los HONORES MILITARES DEBIDOS a quienes defendieron su idea de España vistiendo el uniforme del Ejército republicano y no levantaron la voz cuando se les dio (desde el ministerio de Defensa de F. González): 1º repatriación (utilizando aviones del EA), 2º financiación para localizar cementerios y otros beneficios (que por cierto a mí me parece bien que así se hiciera pues no dejaron de ser combatientes españoles) a los caídos de la División Azul, que por cierto si mal no recuerdo vestían uniforme alemán (sí, sí ya sé que con distintivo español), y no tenían el reconocimiento de fuerza armada española.
Sobre la vidriera de la Academia de Infantería de Toledo, de la que desconozco su valor artístico no me pronunciaré, pero... ¿toleró el régimen de Franco los nombres dados a los colegios edificados durante la II República? Si la respuesta es sí, adelante, vuélvase la dichosa vidriera. A mí, personalmente, como militar del siglo XXI, lo que me preocupa no es la dichosa ley, no. Lo que me preocupa es a los niveles de desmotivación profesional y la cercenación de derechos y expectativas a los que hemos llegado, y al aumento desproporcionado de privilegios entre la "casta", superior en muchos casos, a los existentes en tiempos de Franco.

Desconectado BRIGADAETERNO

  • Esporádico
  • ****
  • :
  • - Has dado: 0
  • - Has recibido: 2
  • Mensajes: 117
  • es
  • Sexo: Masculino
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #8 en: 27-09-2010, 08:58:03 »
Compañeros, que Alemania levante monumentos a Hitler y Rusia a Estalin. Dictadores?, angelitos de Dios, si solo se preocuparon como don Francisco del bien de su pueblo, limitandose a eliminar a quienes les molestaban, una nimiedad. Mi difunto Padre combatio en el lado de Franco, pero ello no le impidio avergonzarse de lo que los unos desde los ultimos coletazos de la Republica y los otros durante toda la Dictadura, pues no fue otra cosa, hicieron; no por el bien de nuestra España, sino por el bien de unos pocos.
La iglesia, la Nobleza, los Propietarios, siempre han controlado y , es una lastima, lo seguiran haciendo.

Siglo XXI, eso es lo que nos debe de importar, no quiero pertenecer a una institucion que proteja a unos pocos, sino a todos. Eso si, mande quien mande, quiero que me den lo que unos u otros me prometieron y entre todos me fueron quitando. Que al fin y al cabo es el Fin de nuestra ASFAS querida.

Desconectado trillopillo

  • Asiduo
  • *****
  • :
  • - Has dado: 672
  • - Has recibido: 476
  • Mensajes: 365
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #9 en: 27-09-2010, 18:28:26 »
Pues una vez leido el artículo, no es éste el abogado que quisiera me defendiera...
Un tufillo a "nostálgico del régimen" que apesta, como no podía ser de otra manera viniendo del periódico que viene...
Y un poco más de respeto hacia los homosexuales, que no "fauna gay"!!!


Desconectado PEPE GILABERT

  • Asiduo
  • *****
  • :
  • - Has dado: 80
  • - Has recibido: 93
  • Mensajes: 251
  • es
  • Sexo: Masculino
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #10 en: 28-09-2010, 14:04:49 »
Amigo Brigadaeterno:
                             Debes de ampliar el listado de los que siempre han manipulado a la masa, a la que todos pertenecemos, por mí parte te propongo como preferentes en esa lista a por ejemplo, los Sindicatos, tan de moda en estos mismos días y por motivos que todos sabemos.

También podíamos aumentar dicha lista, con los Junteros y demás ralea que suele pastorear en cada uno de los reinos de taifas en que hemos convertido España, y cortijeros, no sólo hay en el Sur, porque estos yá son como el valor...se les supone.

Un saludo.

Desconectado Timoteo

  • Esporádico
  • ****
  • :
  • - Has dado: 10
  • - Has recibido: 30
  • Mensajes: 107
  • de
  • Sexo: Masculino
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #11 en: 28-09-2010, 15:37:01 »
Estimado compañero?? RUADH

En mi opinión ambos artículos traen a colación un tema que lamentablemente padecemos en esta asociación y como colectivo, los suboficiales y en términos más amplios todos los militares (eso sí, unos más que otros) y hasta toda la sociedad española: La DESIDIA, la dejadez la apatía permanente. Y creo que ambos se centran en nuestra institución porque precisamente, se sustenta en algo que lamentablemente, no se da con frecuencia en la sociedad civil: El honor, el aprecio por nuestras tradiciones y en resumen, un sustrato moral que nos hace ofrecer, llegado el caso, nuestra vida por un país que lamentablemente es parco y huraño en agradecimiento.
Sobre tus comentarios, vayamos por partes (dijo Jack el Destripador)

Vaya con la dichosa Ley de Memoria Histórica, pues sí va a colear. Como bien se dice "por ahí", casi nadie la ha leído, pero eso no impide calificarla de miserable; pues bien, en mi modesta opinión, MISERABLE es escudarse en los demás para tapar vergüenzas propias, MISERABLE es no aceptar para los demás lo pretendido para nosotros mismos, es decir, en mi opinión el autor debería decir claramente:-"Es miserable pretender dar sepultura a unos rojazos que están enterrados en cunetas de toda España; pero no lo es que la Sta. Iglesia haga Beatos o lo que se le tercie con los Caídos por Dios y por España. ¡Viva la reconciliación!

El comentario de la Iglesia sobra por cuanto para tu información, Beato es el reconocimiento que da la Iglesia a quien ha sido asesinado por motivo exclusivo de su fe. Punto. No se entra en el bando, ni en nada más. Exclusivamente que fueron asesinados por su condición de religiosos, en algunos casos (sacerdotes, monjas....) o por sus creencias en el caso de muchos civiles.
Luego contraponer el dar sepultura a fusilados republicanos y que la Iglesia dé un reconocimiento a sus "hijos" asesinados por sus creencias es simplemente inexacto y tendencioso.
Desde mi punto de vista, 70 años dan para tener una visión histórica del conflicto y esa supuesta búsqueda de dignidad para los caídos (que no sólo fueron republicanos) a estas alturas debería extenderse a cualquier resto hallado. Pero curiosamente no.

Te recomiendo la lectura del artículo del Sr. Pérez Reverte que sigue. Muy ilustrativo.
http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=3787&id_firma=8090

Extendiendo la información:
http://www.1936-1939.com/?p=853

MISERABLE es la forma en que se niega los HONORES MILITARES DEBIDOS a quienes defendieron su idea de España vistiendo el uniforme del Ejército republicano y no levantaron la voz cuando se les dio (desde el ministerio de Defensa de F. González): 1º repatriación (utilizando aviones del EA), 2º financiación para localizar cementerios y otros beneficios (que por cierto a mí me parece bien que así se hiciera pues no dejaron de ser combatientes españoles) a los caídos de la División Azul, que por cierto si mal no recuerdo vestían uniforme alemán (sí, sí ya sé que con distintivo español), y no tenían el reconocimiento de fuerza armada española.

Para tu información, la División Azul, formalmente denominada División Española de Voluntarios, fue una unidad orgánica del Ejército Español, en la que todo el peso del mando recayó en militares profesionales del ejército.

Integrada en el Ejército alemán, juró lealtad al Führer mediante una fórmula modificada por el General Muñoz Grandes y combatió durante algo más de 2 años en el frente ruso como tal división, y un tiempo más (cuando la situación política y de la guerra cambió) como Legión Azul.

No es que como mencionas, "fueran combatientes españoles" es que eran una unidad militar española, enviada allí por el GOBIERNO ESPAÑOL. Sutil diferencia.

Y a título de información, ese supuesto trato de favor que mencionas, fundamentalmente ha consistido en que no se sepa nada de ella.

Date una vuelta por el Museo del Ejército. Busca en libros de texto.

Acabaré mencionándote que casi tuvo un 50% de bajas y que cerca de 45.000 soldados pasaron por ella. Al servicio de su país. Con diferencia el mayor contingente en un conflicto de máxima intensidad. Al menos, merece que se valore el valor histórico de su actuación. Y si hubieran combatido por el Rey CRPO de Venus, afirmaría lo mismo punto por punto. Porque sirvieron a su país.
Nos guste o no el gobierno que en ese momento había, como nos puede gustar o no Felipe II o el actual Presidente.

Sobre los beneficios, busca en Internet la historia del entonces Sargento  D. Ángel Salamanca y verás los beneficios que tuvo tras los años de cautiverio que pasó en Rusia, por servir a su patria.

Que se levanten cementerios de la guerra? Por supuesto. Y para mí lo deseable sería que esto se extendiera a todos los bandos, tal y como ocurre en toda Europa, en el tratamiento a los caídos en la II GM. El artículo antes mencionado, da una somera visión sobre el fondo del asunto.

Sobre la vidriera de la Academia de Infantería de Toledo, de la que desconozco su valor artístico no me pronunciaré, pero... ¿toleró el régimen de Franco los nombres dados a los colegios edificados durante la II República? Si la respuesta es sí, adelante, vuélvase la dichosa vidriera. A mí, personalmente, como militar del siglo XXI, lo que me preocupa no es la dichosa ley, no. Lo que me preocupa es a los niveles de desmotivación profesional y la cercenación de derechos y expectativas a los que hemos llegado, y al aumento desproporcionado de privilegios entre la "casta", superior en muchos casos, a los existentes en tiempos de Franco.

Y toleraron los Reyes Católicos los nombres moros? Y toleró Publio Cornelio Escipión el Numantino los nombres de las calles de Numancia? y......cuando se detiene tanta estupidez??

El tema es que a mis compañeros en Afganistán se les niegan muchas cosas, por motivos económicos, empezando por la reducción de dietas pero podríamos seguir con los medios de protección, APC,s vehículos ligeros en condiciones (ANíbal??) periodos de permiso, y seguiría hasta mañana.

Estoy en un contencioso porque me niegan una actualización de trienios que se ajusta a ley, que fue recomendada a la Ministra por el Consejo Asesor y que tendría para todos los suboficiales de las FAS, un coste ligeramente superior al de la retirada de una vidriera con un valor artístico contrastado cuyo único delito es que contiene el escudo de España del periodo X con el Águila de San Juan. Si para tí eso es una gestión razonable de medios, pará mí es obvio que no.

Y la cuestión es si este tipo de golfadas se les ocurriría hacérselas a otro colectivo de la administración: Médicos, profesores.... la respuesta es clara.

En el fondo, unos periodistas se han preguntado en voz alta, algo razonable: Cómo puede ser que un colectivo que se supone sustentado en unos recios valores de tradición, respeto por su pasado y amor por su Patria, puede asistir impertérrito a una serie de acciones que en muchos casos, únicamente tienen por fin la humillación de la Institución.

Y eso tiene un nombre: Desidia, pasividad, dejadez...

Idénticas razones por las que esta asociación, pese a tantos agravios como hemos sufrido e incluso tú mencionas, tiene los socios que tiene y 10 veces más mirones que esperan que alguien solucione sus problemas.

Primero perdimos la dignidad, y luego todo lo demás.


Siento el cilindro. Un saludo camaradas.
Nunca la última empresa
Nunca la bandera arriada

A España Servir Hasta Morir
IX CEET

Desconectado akershus-2

  • Esporádico
  • ****
  • :
  • - Has dado: 146
  • - Has recibido: 260
  • Mensajes: 146
  • es
  • Sexo: Masculino
  • I IPE nº2 y V AGBS
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #12 en: 28-09-2010, 16:32:20 »
Por favor,reflexionad despues de leer el poema que escribió Fernando Gonzalez Hernandez , hijo de José María Gonzalez Gamonal fusilado en la guerra civil y todavía no ha encontrado su cuerpo.

                          No pusieron vuestro nombre
                          en las iglesias de España;
                          no honraron vuestro recuerdo
                          con himnos,cantos o palmas,
                          ni alzaron cruces de piedra
                          solemnes,junto a las playas,
                          por las colinas absortas,
                          en las desnudas montañas.


                          Nadie os llevó en ceremonia
                          claveles;ni aún las campanas
                          pudieron,gritar,siquiera,
                          por la sangre derramada;
                          mudas quedaron,sumisas,
                          indiferentes,calladas.
                          Y un luto mudo y ahogado
                          se extendió por media España.

Un saludo.

Desconectado RUADH

  • Nuevo
  • *
  • :
  • - Has dado: 0
  • - Has recibido: 0
  • Mensajes: 15
  • by
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #13 en: 29-09-2010, 23:05:05 »
Mira Timoteo, ¿compañero? No sé, yo como escribí antes SOY MILITAR, no sé si tú lo eres, pero bueno. Ya que empatizas tanto con Jack "El Destripador",... por partes:

1º.La mención a la Iglesia, de la que por cierto sé de sobra lo que es para ella un beato, no está de más, puesto que el diario YA, es o era como bien sabes el único financiado directamente por el Vaticano, junto al Observatore Romano.
2º La División Azul NO fue una unidad militar reconocida como tal puesto que eso hubiese convertido a España en BELIGERANTE, si lo deseas te explico la diferencia.
3º El hecho de que el Sr. Pérez Reverte escriba muy  bien, y lo hace, y diga muchos tacos, y también lo hace, no quiere decir que no diga incongruencias, que también lo hace. Si lo deseas comentamos algunas.
4º Los soldados de España que lucharon, luchan y lucharán, llegado el momento si fuera menester, lo hacen bajo la bandera de ESPAÑA, no bajo la de otro país. Para que no tengas que leer a ningún autor rojazo que te haga tomarte alguna pastilla para la  taquicardia o, de las de tu tocayo, ¿o son tuyas? te recomiendo visitar la página de la fundaciondivisionazul.org ó .com no recuerdo bien, y, si no la de la fundacionfranciscofranco sección división azul (de nada).
5ºYo también tengo discrepancias con el ministerio sobre mis trienios, promoción etc. ¿Y?
6º También tengo compañeros en Afganistán ¿Y?
7ºLos Divisionarios NO FUERON A LUCHAR POR ESPAÑA, no aunque te gustara, si quieres te cuento dónde se reclutaron y cómo. Aunque te gustase.
8º ¿También eres guardiçan de las esencias morales y tradicioness? vaya, vaya, cuánta moddestia. Yo aspiro a menos, aspiro a mejorarlas conddiciones de mis compañeros. Un saludo y doy por zanjado tan estéril tema.

Desconectado XXIII AGBS

  • Habitual
  • ******
  • :
  • - Has dado: 2362
  • - Has recibido: 393
  • Mensajes: 980
  • es
  • Sexo: Masculino
  • ¡¡¡AQUÍ ESTÁ EL "TORPEDO"!!!
Re: ¿Qué les pasa a los militares? Del diario YA
« Respuesta #14 en: 30-09-2010, 00:03:28 »
En mi opinión ambos artículos traen a colación un tema que lamentablemente padecemos en esta asociación y como colectivo, los suboficiales y en términos más amplios todos los militares (eso sí, unos más que otros) y hasta toda la sociedad española: La DESIDIA, la dejadez la apatía permanente. Y creo que ambos se centran en nuestra institución porque precisamente, se sustenta en algo que lamentablemente, no se da con frecuencia en la sociedad civil: El honor, el aprecio por nuestras tradiciones y en resumen, un sustrato moral que nos hace ofrecer, llegado el caso, nuestra vida por un país que lamentablemente es parco y huraño en agradecimiento.


Idénticas razones por las que esta asociación, pese a tantos agravios como hemos sufrido e incluso tú mencionas, tiene los socios que tiene y 10 veces más mirones que esperan que alguien solucione sus problemas.


Timoteo creo que así conseguirás que los que andan algo indecisos a formar parte de la Asociación o de seguir exponiendo su ideas y opiniones de las que todos aprendemos, aunque no terminen asociándose, ni se asocien, ni expongan sus ideas, ni entre todos aprendamos los unos de los otros y de este modo lograr un mejor futuro para nuestra Escala.
Si, ya se que si queremos tener representación en donde sea cuantos más estemos asociados mejor, pero no me negarás que tus palabras han podido dolerle a más de uno.
Seamos "cariñosos" con los que aún no se han asociado para que poco a poco vayan haciéndolo. Si, ya seabemos los asociados y el resto de no asociados, que con las cuotas de los que si lo estamos se están comenzando a realizar acciones que muchas veces surgen y se trabajan por parte de nuestro Presi, su magnífica JD y algunos, (poquitos), currantes que están asociados. Se han presentado ya documentos en mano a Defensa, a los encargados de los partidos políticos de este sector y muchos informes así como recurrir el "tijeretazo" a nuestros sueldos, encargarse de hacer estudios de como mejorar, con base y fundamento, nuestra Escala, etc. También está lo del asunto de los trienios.
Poco a poco se irán logrando cosas y objetivos, llevamos así de fastidiados muchísimos años, conseguirlo de un día para otro estaría muy bien, todos sabemos que no se va adar el caso y que lo tendremos que pelear dura y largamente. En el momento que se vayan consiguiendo objetivos los que tú nombras podrán hacerse o no de nuestra Asociación, pero tiempo al tiempo y "tratemos a los no asociados" con un poquito más de cariño, (aunque alguno no se lo merezca porque me sigue debiendo un café todavía).
SALUDOS A TODOS, SEÁIS SOCIOS O LO VAYÁIS A SE EN EL FUTURO, O NO).

A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR-PACTA SUNT SERVANDA
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR