Autor Tema: Las recomendaciones del Consejo de Europa sobre el asociacionismo militar  (Leído 3207 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Thor

  • Asiduo
  • *****
  • :
  • - Has dado: 15909
  • - Has recibido: 149
  • Mensajes: 238
  • es
  • Sexo: Masculino
  • El sabio sabe que ignora
Se admiten comentarios sobre el articulo.Las recomendaciones del Consejo de Europa sobre el asociacionismo militar
Ante la inminente tramitación parlamentaria de la nueva Ley de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, las asociaciones de militares no ven con buenos ojos el apartado dedicado al asociacionismo, puesto que consideran que la nueva normativa que se va a someter a la aprobación del Congreso sigue restringiendo algunos aspectos de este derecho fundamental reconocido en el artículo 22 de la Constitución Española.

Algunos representantes de estas asociaciones están aludiendo, en los últimos días, a la recomendación que en el año 2006 efectuó el Consejo de Europa sobre los derechos humanos de los miembros de las Fuerzas Armadas; en el documento aludido, este órgano europeo se refería, precisamente, al asociacionismo militar. Pero ¿en qué consistía dicha recomendación? ¿Qué es y qué poder vinculante tiene el Consejo de Europa? ¿Cuándo se comenzó a debatir, en el ámbito europeo, sobre el asociacionismo en las Fuerzas Armadas?

Los órganos del Consejo de Europa

El Consejo de Europa, al que no hay que confundir con el Consejo Europeo (la más alta instancia de decisión política de la Unión Europea, compuesto por los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 países miembros de la Unión), es un organismo internacional compuesto por 47 países europeos (entre ellos España) y tiene su sede en Estrasburgo (Francia).

Su máximo órgano de toma de decisiones es el Comité de Ministros, compuesto por los titulares de Asuntos Exteriores de cada estado miembro o sus representantes diplomáticos permanentes en Estrasburgo. El órgano deliberativo del Consejo de Europa es la Asamblea Parlamentaria, cuyos miembros son designados por los parlamentos nacionales de cada estado miembro, y el órgano judicial es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, garante del Convenio Europeo de Derechos Humanos (firmado en Roma en 1950 y cuya última revisión es de junio de 2010) y de otros textos de referencia relacionados con la protección de derechos individuales.

En lo que respecta a la recomendación aludida recientemente por las asociaciones de militares, hay que reseñar, antes de entrar en el contenido de la misma, que el órgano encargado de efectuar dichas recomendaciones es la Asamblea Parlamentaria, y en ellas se incluyen propuestas al Comité de Ministros, cuya aplicación es de responsabilidad exclusiva de los gobiernos de los estados miembros.

La recomendación del año 2006

Pues bien, el 11 de abril de 2006, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa efectuó una recomendación, la 1742, sobre los derechos humanos de los miembros de las Fuerzas Armadas. Se basaba dicha recomendación en un informe de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos presentado a la Asamblea en marzo de ese mismo año.

En el documento se recogía que "la situación de los miembros de las Fuerzas Armadas en algunos estados en relación con los derechos que les garantiza el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos está lejos de ser satisfactoria".

Así, en el punto 9º de la Recomendación, la Asamblea pedía a los estados miembros "garantizar una protección real y efectiva de los derechos humanos de los miembros de las Fuerzas Armadas", y en particular, y así lo reflejaba en el punto 9.1, "a autorizar a los miembros de las Fuerzas Armadas a unirse a asociaciones profesionales representativas o a sindicatos para negociar asuntos relativos a remuneraciones o condiciones de empleo, así como la creación de órganos consultivos en todos los niveles de participación que incluyan a las asociaciones mencionadas o a los sindicatos, en los que estén representados todas las categorías de personal".

También recomendaba el Consejo de Europa la creación, en las unidades militares, de la figura del "militar responsable de la promoción de los derechos fundamentales de los miembros de las Fuerzas Armadas", para que el personal militar pudiera recurrir a él "de una manera confidencial en casos de conflictos laborales u otras cuestiones derivadas del ejercicio de sus funciones"; y que se autorizase a los militares "a formar parte de partidos políticos legales".

La Resolución de 1988 sobre el derecho de asociación

Pero no fue la Recomendación del año 2006 el primer documento elaborado en el Consejo de Europa sobre el asociacionismo militar. Ya en 1988, la Asamblea Parlamentaria elaboró la Resolución 903 sobre el derecho de asociación para los militares profesionales de las Fuerzas Armadas.

Aunque dicho documento tampoco tenía poder vinculante y no era tan explícito como la Recomendación de 2006, en su punto 8º se pedía a los estados miembros "garantizar que los militares profesionales de las Fuerzas Armadas pudiesen unirse y participar activamente en asociaciones específicas constituidas para proteger sus intereses profesionales en el marco de las instituciones democráticas".


http://www.revistatenea.es//RevistaAtenea/REVISTA/articulos/GestionNoticias_3781_ESP.asp

Desconectado tempus fugit

  • Constante
  • ********
  • :
  • - Has dado: 758
  • - Has recibido: 2401
  • Mensajes: 4.645
  • ec
  • "Verba volant, scripta manent"
Nuestra Constitucion, que dice que los Poderes publicos, garantizaran nuestros derechos y el desamparo frente a las administracion

ese argumento es el esgrimido para "prohibir" toda forma de sindicalismos e intentar estrangular toda clase de asociacionismo

el gran problema, es que los designados para garantizarnos esos derechos, se pasan por donde todos nos imaginamos las premisas establecidas pon nuestra constitucion, en pro de los del sombrerito cordobes ( los amos del cortijo)

Tristemente, el unico resquicio de amparo, viene de manos de la Justicia, y por lo general a instancias de los damnificados, con el descredito interno y el coste economico que conlleva

Alguien a pensado que nuestros proceres, nuestros garantes no van a pasarse por el forro, las " recomendaciones" del consejo de Europa

aviaos estamos, yo hace tiempo que perdi toda esperanza

Todos queremos que el mundo cambie, pero no cambiamos antes el nuestro.
Y ¿cómo esperamos que cambie si nosotros no hacemos nada por ello?
Jose Saramago

Desconectado susir600

  • Habitual
  • ******
  • :
  • - Has dado: 81
  • - Has recibido: 108
  • Mensajes: 801
  • es
  • Sexo: Femenino
Nuestra Constitucion, que dice que los Poderes publicos, garantizaran nuestros derechos y el desamparo frente a las administracion
Tristemente, el unico resquicio de amparo, viene de manos de la Justicia, y por lo general a instancias de los damnificados, con el descredito interno y el coste economico que conlleva

Esto si es triste, los que tienen que velar por nuestros deechos, ya que los tenemos vetados, son los que más nos unden, ns pisan y aprovechan esa circunstancia para explotarnos, ningunearnos y acabar con nuestras carreras   >:(

Desconectado Navegatur

  • ¡¡A POR ELLOS QUE SON POCOS Y COBARDES!!
  • Constante
  • ********
  • :
  • - Has dado: 3788
  • - Has recibido: 3477
  • Mensajes: 4.091
  • es
  • Sexo: Masculino
  • Nadie que confía en sí, envidia la virtud del otro
Nuestra Constitucion, que dice que los Poderes publicos, garantizaran nuestros derechos y el desamparo frente a las administracion

ese argumento es el esgrimido para "prohibir" toda forma de sindicalismos e intentar estrangular toda clase de asociacionismo

el gran problema, es que los designados para garantizarnos esos derechos, se pasan por donde todos nos imaginamos las premisas establecidas pon nuestra constitucion, en pro de los del sombrerito cordobes ( los amos del cortijo)

Tristemente, el unico resquicio de amparo, viene de manos de la Justicia, y por lo general a instancias de los damnificados, con el descredito interno y el coste economico que conlleva

Alguien a pensado que nuestros proceres, nuestros garantes no van a pasarse por el forro, las " recomendaciones" del consejo de Europa

aviaos estamos, yo hace tiempo que perdi toda esperanza



TEMPUS: te olvidas que ahora, desde hace poco mas de un año tenemos una gran ASFASRANZA.
EN NUESTRAS MANOS ESTÁ LA POSIBILIDAD DE HACER ALGO GRANDE......
!!!QUÉ BIEN SE VEN LOS TOROS DESDE DETRÁS DE LA BARRERA¡¡¡¡¡
NUNCA TANTOS PUDIERON HACER TANTO..... NI ESTUVIERON TAN CIEGOS COMO PARA NO VERLO....

Desconectado tempus fugit

  • Constante
  • ********
  • :
  • - Has dado: 758
  • - Has recibido: 2401
  • Mensajes: 4.645
  • ec
  • "Verba volant, scripta manent"
Nuestra Constitucion, que dice que los Poderes publicos, garantizaran nuestros derechos y el desamparo frente a las administracion

ese argumento es el esgrimido para "prohibir" toda forma de sindicalismos e intentar estrangular toda clase de asociacionismo

el gran problema, es que los designados para garantizarnos esos derechos, se pasan por donde todos nos imaginamos las premisas establecidas pon nuestra constitucion, en pro de los del sombrerito cordobes ( los amos del cortijo)

Tristemente, el unico resquicio de amparo, viene de manos de la Justicia, y por lo general a instancias de los damnificados, con el descredito interno y el coste economico que conlleva

Alguien a pensado que nuestros proceres, nuestros garantes no van a pasarse por el forro, las " recomendaciones" del consejo de Europa

aviaos estamos, yo hace tiempo que perdi toda esperanza



TEMPUS: te olvidas que ahora, desde hace poco mas de un año tenemos una gran ASFASRANZA.
EN NUESTRAS MANOS ESTÁ LA POSIBILIDAD DE HACER ALGO GRANDE......

Como olvidarme, compañero

es precisamente eso lo lamentable

ASFAS, surge ante el desamparo de quien nos tiene que representar y en vez de eso se dedica a mirarse su ombligo

pero hemos tenido que ser nosotros los que llevemos este barco a flote...
Todos queremos que el mundo cambie, pero no cambiamos antes el nuestro.
Y ¿cómo esperamos que cambie si nosotros no hacemos nada por ello?
Jose Saramago