Últimas noticias
Inicio » Vox Populi » LA MENTIRA POR BANDERA

LA MENTIRA POR BANDERA

Buenos días, es posible que lo que escribo a continuación no le interese a la mayoría del colectivo. También es posible que, por extenderme demasiado, ni siquiera lo lean en su totalidad los lectores de este foro. Lo sentiré de verdad. Pero mi intención es reaccionar ante la distorsión del relato de la profesionalización de las Fuerzas Armadas llevada a cabo desde el año 1989 y que se quiera presentar como víctimas a los que no lo son. Por el camino de la profesionalización quedaron en la cuneta los derechos y expectativas de miles de suboficiales y oficiales procedentes de suboficial, el mantenimiento a ultranza de los privilegios de la llamada Escala Superior y, aunque lo quieran negar, la constante mejora de las condiciones profesionales de los militares de complemento y de tropa y marinería.

La verdad es que no tenía pensado escribir nunca más en este foro venido a menos, antaño todo un referente para los suboficiales y para muchos otros militares. Sin embargo, hoy, día 27 de noviembre de 2016, me sorprende que ninguno de los responsables de esta asociación, ninguno de los insignes foreros que han demostrado sobrado conocimiento y actitud sobre los temas de interés profesional, se atrevan a escribir o  comentar nada sobre la burda maniobra manipuladora de Aume, que tuvo como único fin revertir el constante goteo de bajas de asociados que se marchan desencantados con una asociación a la que solo le gusta trabajar en el terreno mediático y muy poco o nada en el profesional. Que menosprecia o traiciona al resto de asociaciones profesionales desde una ficticia posición mayoritaria, sustentada solo por la soberbia y no por la realidad de las cifras. Su número de asociados les debería permitir, únicamente, arrogarse la representación de los que todavía creen en un proyecto caduco y desfasado pero no la de las escalas de las Fuerzas Armadas, representadas muy mayoritariamente por las otras asociaciones profesionales a las que ha venido insultando en algunos de sus comunicados.

El acto de ayer ante la sede del Defensor Del Pueblo fue una maniobra desesperada para  confundir a la opinión pública y embaucar a todos aquellos que todavía se creen sus patrañas o se ilusionan con un futuro casi funcionarial sin que tengan que poner por su parte ni el más mínimo esfuerzo, mérito o capacidad. En resumen, las mismas promesas populistas que venimos escuchando últimamente procedentes de algunos políticos que, por supuesto, son plenamente conscientes de sus mensajes intencionadamente manipulados. ¿Cuál es el proyecto de Fuerzas Armadas que pretende Aume? Ninguno, el que en cada momento crea favorable a sus intereses políticos. Ahora bien, los 1500 suboficiales que dice tener Aume como asociados (aunque yo no me lo creo) tienen que hacérselo mirar,  porque es evidente que su asociación está actuando contra sus intereses profesionales.

Para rebatir las mentiras y medias verdades de todo este montaje basta con leerse el contenido de las diferentes leyes publicadas en los boletines oficiales o, para los más remolones, algún resumen o reflexión más corta sobre los supuestos agravios que se denuncian, no solo por parte de Aume sino de otras asociaciones de tropa y militares de complemento. Por ejemplo, en estos dos enlaces se aportan algunos datos objetivos muy clarificadores:

http://www.lainformacion.com/politica/defensa/FORMACION-ACADEMICA-PROFESIONAL-MILITARES-MARINERIA_0_975202906.html

http://www.guerreroycaballeroabogados.es/Blog/index.php/;session=&focus=ARSPRO_com_cm4all_wdn_Flatpress_8344058&frame=?x=entry%3Aentry161102-125455#C_ARSPRO_com_cm4all_wdn_Flatpress_8344058__-anchor

Sin embargo, teniendo en cuenta el enorme daño que la LOGSE ha causado en varias generaciones de impasibles ciudadanos, creo que es necesario recordar las habilidades de un individuo llamado Göebbels para crear enemigos del pueblo y manipular a su gusto la realidad de las cosas, haciendo buena la premisa de que cuanto más grande sea una mentira mucha más gente la creerá. Este “arte”, lejos de desaparecer con la muerte del personaje y la caída del terrorífico régimen que ayudó a instaurar, ha pervivido en el tiempo y es usado ferozmente por gobernantes y políticos de todo tipo y condición, por personajes y personajillos, por mediocres y resentidos y, por lo que he podido comprobar, también por los representantes de algunas asociaciones profesionales.

Por lo que a mí respecta, el llamar a las cosas por su nombre no es atacar a la tropa ni a los militares de complemento, que no escala, como sibilinamente quieren hacernos creer, sino denunciar la manipulación que están cometiendo quienes pretenden ocultar que los suboficiales de las Fuerzas Armadas hemos sido vapuleados y pisoteados desde el inicio de la profesionalización, que coincide con la entrada en vigor de la ley 17/1989 reguladora del régimen del personal militar. Como bien se ha dicho en este foro en alguna ocasión, los boletines oficiales son los fieles testigos de las tropelías que se cometieron contra nosotros y, al mismo tiempo, dan fe de las permanentes y continuas mejoras de los derechos y expectativas de carrera de los militares de complemento y tropa y marinería.

Muy al contrario de lo que se denuncia, con cierta colaboración de algunos medios de comunicación que ni siquiera se preocupan de contrastar datos, estos son algunos de los hechos objetivos que se pueden extraer de las sucesivas leyes de personal que se fueron aprobando desde 1989. Se puede comprobar que la inseguridad jurídica siempre ha estado en el mismo lado: el de los suboficiales y, en el otro, supuestamente agraviado, todo han sido mejoras de expectativas y del contrato inicial:

La Ley 17/1989 declara a extinguir la antigua escala de complemento (nido de enchufados y parientes de) y crea los militares de empleo en dos categorías: oficial y tropa y marinería. Decía el artículo 105 de esa Ley, que la relación de servicio de este personal se establece por periodos de tiempo limitados, que podrán ser renovados sin sobrepasar EN NINGÚN CASO LOS OCHO AÑOS. Para los militares de complemento el empleo máximo a alcanzar era el de teniente.

También decía muy clarito que todos estos militares debían acceder a la enseñanza militar de formación si querían ser militares de carrera. Para ello, tenían plazas reservadas para la promoción interna llegando las de la tropa al 100%, lo que supuso para la Escala de Suboficiales el envejecimiento fulminante y que aparecieran, por vez primera desde los años setenta, los llamados suboficiales “0 0”, que se incorporaron a las academias con unas notas vergonzantes en las pruebas de acceso. Había que cubrir todas las plazas y punto.

Por otro lado, conviene recordar que se podía acceder a militar de empleo de la categoría de oficial con cualquier diplomatura e incluso, en ciertos casos, solo con el COU. Tras tres mesecitos, que luego fueron seis, de formación básica se producía el milagro de generación de nuevos oficiales de complemento después de haberse extinguido la escala, solo en teoría.

Con la Ley 17/1999 se amplía el periodo de servicio hasta los 12 años y el límite máximo de edad hasta los 38 para los militares de complemento y 35 para los de tropa y marinería. También se crea la figura del militar de tropa y marinería de carácter permanente.

Los militares de complemento ya pueden ascender al empleo de capitán.

La Ley 8/2006 de Tropa y Marinería establece el contrato de larga duración, que posibilita la permanencia hasta los 45 años de edad con el requisito, casi único, de estar en posesión del título de graduado en ESO o equivalente, cuestión ampliamente protestada por ser muy “exigente”.

Por un tiempo mínimo de 18 años de servicio, el art. 19.1 de la Ley 8/2006, de 24 de abril fija la cantidad de 7.200 € anuales en 12 pagas revisables en función de los presupuestos, para la nueva figura del reservista de especial disponibilidad.

Permite el reingreso de todos aquellos militares de complemento y tropa y marinería de la Ley 17/1999 que hubieran causado baja en las Fuerzas Armadas tras haber cumplido el compromiso máximo permitido.

La Ley 39/2007, de la carrera militar, amplía para los militares de complemento el compromiso de larga duración hasta los 45 años de edad y la figura del reservista de especial disponibilidad, pero en este caso con casi 1.200 € (mensuales) en 12 pagas anuales por 18 años de servicio.

Facilita que los militares de complemento puedan convertirse en militares de carrera y ascender al empleo de comandante a través de la permanencia sin pisar una academia militar, tras superar una prueba de 200 preguntas, un reconocimiento médico básico y unas pruebas físicas ridículas.

Podría extenderme mucho más enumerando las excelentes condiciones de promoción interna, cursos, etc. de las que ha disfrutado todo este personal, pero estoy convencido de que no será necesario.

Finalizo mi larga intervención rogando a partidos políticos, medios de comunicación e instituciones, y también a los propios miembros de las Fuerzas Armadas o a la sociedad civil, que no nos utilicen para desgastar al gobierno de turno y que piensen en que los miles de mujeres y hombres que formamos parte de la milicia necesitamos un proyecto a largo plazo que respete la seguridad jurídica y que establezca un modelo de carrera justo y duradero, en el que primen el esfuerzo, el mérito y la capacidad, pero también la singularidad de la profesión militar.

Por último, dirigiéndome a demagogos y desinformados, significar que el compromiso máximo de ocho años nunca debió ser modificado porque es necesario para poder mantener la operatividad de la Fuerzas Armadas. Que estoy de acuerdo en que se debe integrar a la tropa y marinería en la carrera militar pero tras los correspondientes procesos que respeten los principios de igualdad, mérito y capacidad.

A todos los que pretenden pescar en río revuelto, solo decirles que el fin no justifica los medios y que espero y deseo que salgan a la luz, en la subcomisión que se ha creado recientemente, todas las mentiras y medias verdades que están difundiendo a los cuatro vientos.

Si estás de acuerdo con lo por mí manifestado, si crees que realmente se está manipulando la realidad, solo te ruego que pases estas reflexiones a tus compañeros. Te lo agradecerán.

Saludos y suerte para el futuro, la vamos a necesitar.

Fuente: Foro de ASFAS