Últimas noticias
Inicio » Destacados » Motivación y Persistencia

Motivación y Persistencia

¿Cuando deseamos algo, pero de verdad?

Me refiero a algo como por ejemplo, sacar buenas notas, aprobar una oposición, pasar una entrevista de trabajo, ganar mucho dinero o incluso tener éxito en las relaciones personales y conquistar a la pareja de nuestros sueños.

¿Qué nos motiva a esforzarnos por conseguirlo?

Seguramente la AMBICIÓN, lo que William O. Jenkins, una de las mayores fortunas del pasado siglo,  denominaba la «adoración de la furcia diosa éxito».

Sigmund Freud pretendía explicar que toda motivación provenía de la libido. Hoy se sabe o se cree saber, que el éxito lo determina, neurológicamente hablando, la capacidad de concentración en una tarea y la persistencia en conseguirlo que son funciones de un sistema límbico activo.

Concentración, motivación y PERSISTENCIA, son las cualidades que determinan el éxito en una tarea. Si como parece deducirse de todos los estudios científicos, esto es así, la pregunta que cabría hacerse es ¿nosotros tenemos esas cualidades? y lo más importante, dado que sabemos que, en mayor o menor grado, todo el mundo las tiene, ¿estamos dispuestos a activarlas, estamos dispuestos a persistir lo suficiente incluso cuando las cosas se tuerzan?

Se supone que la motivación no nos debería de faltar; mejorar nuestro presente y nuestro futuro profesional y familiar, es o debería de ser, al menos para la mayoría de los 27000 Suboficiales, suficiente motivación, pero y la ¿persistencia?

Tal vez nos falte persistencia y como la zorra de la fábula de Esopo «las uvas no estén maduras».

La moraleja de la historia es que a menudo los seres humanos fingimos despreciar aquello que secretamente anhelamos y que sabemos que es inalcanzable SIN ESFUERZO.