Últimas noticias
Inicio » Destacados » Zapatero eligió a Chacón para Defensa por una frivolidad

Zapatero eligió a Chacón para Defensa por una frivolidad

LA TRASTIENDA DE AQUEL EPISODIO

Si hay algún socialista al que no pueda acusarse de no haber alertado sobre José Luis Rodríguez Zapatero ése es Joaquín Leguina. Antes, durante y también ahora, más de dos años después del fin del zapaterismo.

El expresidente de la Comunidad de Madrid, bestia negra de Zapatero durante años, vuelve a la carga en un libro titulado Historia de un despropósito. Zapatero, el gran organizador de derrotas.

En él, no contento con poner de vuelta y media al expresidente del Gobierno, desvela los entresijos de lo que fue uno de sus bombazos más sonados dentro y fuera de España: la designación de Carme Chacón como ministra de Defensa en abril de 2008. Un relato del que la catalana y aspirante a dirigir el PSOE no sale precisamente bien parada.

Leguina estuvo este viernes en Onda Cero para presentar su libro y se detuvo en ese capítulo, especialmente jugoso teniendo en cuenta que la exministra puede ser la candidata socialista a las elecciones generales de 2015 si gana las primarias de noviembre.

En resumidas cuentas: Zapatero tenía claro que quería una mujer para Defensa para dar la campanada mediática y había pensado en Elena Salgado, el comodín que tan pronto le valió para Sanidad como para Administraciones Públicas y hasta para la cartera de Economía.

Cuando Miguel Barroso, marido de Chacón y gurú de Zapatero se enteró, le dijo al entonces presidente que si de verdad quería dejar a todos con la boca abierta lo mejor era nombrar a Chacón, porque además de mujer era catalana y estaba embarazada. Y él accedió.

Leguina lo cuenta así en el libro: “Reunidos en torno a una mesa estaban Miguel Barroso, José Blanco y Javier de Paz cuando sonó el teléfono móvil de Blanco. Era el presidente del Gobierno. Después de hablar con él, Blanco volvió a la mesa e informó de que Zapatero estaba pergeñando un cambio de Gobierno, del que saldría el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, y el presidente estaba pensando en poner al frente de aquel ministerio a una mujer. ´ZP opina que al ser la primera mujer ministra de Defensa será un pelotazo mediático, y está pensando en Elena Salgado´, informó Blanco. ´Si lo que quiere es dar un gran pelotazo mediático, lo que tiene que hacer es nombrar a mi mujer (Carmen Chacón). También es mujer, pero además es catalana y está embarazada. Eso sí que será un pelotazo´, argumentó Barroso. Entonces Blanco, encantado con la idea, volvió a comunicarse con Zapatero… y de aquel profundo debate se derivó una muy conocida escena: la de una mujer joven con un ´bombo´ de ocho meses dando una orden militar: ´Capitán, mande firmes´”.

Según Leguina, aquel episodio viene de buena tinta, porque se lo contó uno de los que estaban en aquella mesa. Y a su juicio resume a las mil maravillas la esencia del personaje y su forma de hacer política.

Fuente: El Semanal Digital